Nuevo Albergue de Peregrinos

Grañon, La Rioja

052_P.jpg

Existe un interés creciente en viviendas aisladas en la cercanía del entorno natural con criterios de sostenibilidad pero accesibles y bien comunicadas. Esta nueva sensibilidad se dirige a usuarios que valoran una arquitectura relevante en el medio rural y natural, de bajo impacto en el terreno y en condiciones de alta eficiencia energética. Estos criterios tan deseables últimamente se han venido a denominar casas pasivas a las que se ha unido en mayor o menor medida el concepto de prefabricación y montaje en una construcción eficaz y sostenible.

 

El límite solo lo pone el cliente que puede llegar al concepto "off-grid houses" que se plantean hasta la independencia de los servicios urbanísticos, electricidad, agua e incluso la desconexión a internet o a la señal de telefonía.

 

Esta corriente ya presente en Norteamerica, Australia y el norte de Europa se desarrolla mediante materiales amables y modulares primando la construcción ligera, recuperando la madera como material de construcción de explotación sostenible y renovable. Estos usuarios precisan una primera o segunda residencia como alternativa a la vida en las grandes ciudades que en la era post-covid permitan un entorno de teletrabajo y que contemplan los siguientes aspectos: 

  • Diseño arquitectónico actual y diferenciado. Alta calidad constructiva que otorga la máxima importancia a la calidad espacial, luminosidad natural, la mejor conexión entre los espacios interiores, exteriores y transparencia para el disfrute del paisaje y las vistas.

  • Una construcción que emplea materiales actuales, ligeros, eficientes, naturales y de explotación certificada en viviendas sostenibles en realizaciones de alta calidad técnica, ligereza y rapidez prevaleciendo la prefabricación y el montaje a la obra tradicional, lenta y pesada.

  • Construcción pasiva. Eficiencia de diseño y óptimo comportamiento ambiental mediante el especial cuidado al aislamiento térmico, carpinterías aislantes y vidrios de emisividad controlada que garanticen el mejor comportamiento de la vivienda exigiendo el aporte energético mínimo para su confort ambiental en invierno en forma de calor y ... en verano en forma de frescor.

  • Alta eficiencia energética y de climatización. Se puede aspirar incluso a la autosuficiencia energética mediante paneles solares fotovoltaicos y otros sistemas alternativos. Se aplicarán los sistemas más eficaces de climatización, agua caliente, energía como aerotermia, geotermia, biomasa, etc...

  • Construcción de bajo impacto: Desde la conciencia de construir en el medio es transformarlo y alterarlo minimizaremos la intervención en el terreno reduciendo al máximo los vallados, la pavimentación y la urbanización en general. Se soterrarán las conducciones y los tendidos aereos. Se respetarán al máximo las condiciones orográficas y topográficas del terreno reduciendo al mínimo los movimientos de tierra y evitaremos en todo momento la tala de arboles. El edificio se plantea como desmontable de modo que pueda ser removido y en su caso desaparecer dejando la menor huella posible.

Proponemos este proyecto desde una PLANTA TIPO de 121 m2C, ampliable mediante una entreplanta hasta 160 m2C la cual admite varias configuraciones desde 3 hasta 6 dormitorios . El proyecto se puede adaptar a cualquier orientación en cuanto a accesos, orientación a las vistas y soleamiento (especialmente para la instalación de paneles solares).    

Hacemos la gestión completa desde la localización de la parcela hasta la terminación de la casa llave en mano.